¿Qué es la supercompensación?

Es el incremento de la eficiencia funcional del deportista, esto aparece como consecuencia de la adaptación del cuerpo a los estímulos de entrenamiento.

Cuando aplicamos un estímulo de carga al cuerpo se genera una fatiga y tras un periodo de descanso logramos mejorar el rendimiento.

 

Tan importante es el control de esos estímulos de carga como la gestión de la posterior recuperación. Si el deportista recibe sucesivos estímulos demasiado pronto no dejaremos tiempo para que el cuerpo recupere por lo que no mejorará su rendimiento, pudiendo llegar a un estado sobreentrenamiento o incluso lesionarnos.

 

Por el contrario, si dejamos pasar demasiado tiempo entre estímulos el cuerpo volverá a su estado de equilibrio no aprovechando la supercompensación. Por lo tanto, si no aplicas otro estímulo en el momento óptimo durante la fase de supercompensación perderemos los beneficios obtenidos.

 

¿Esto te suena? Seguramente alguna vez hayas estado en una de estas situaciones, un preparador físico te ayudará a gestionar las cargas para evitar ese estancamiento.